perros_comiendo_carne

¿De verdad los perros necesitan tanta carne?

Rate this post

Desde que la teoría, o aprovechamiento de nicho de mercado, sobre la alimentación del lobo en la naturaleza y su evolución a las actuales razas de perros, la cantidad de carne en los alimentos industriales se ha ido incrementando notablemente. Decimos carne pero es en realidad proteína de origen animal ya sea carne o pescado.

¿Pero es esta circunstancia lo mas adecuado desde el punto de vista de un equilibrio nutricional?

Imitar esa ancestral manera de alimentarse también tiene su vertiente humana en la llamada dieta paleo, basada en la teoría de que el hombre evolucionó durante millones de años alimentándose de carnes crudas de las presas o carroña, frutas y vegetales crudos. Por lo tanto el sistema digestivo humano esta mucho mejor preparado para ese tipo de alimentación que la actual, basada a su vez en el cultivo de grano y la inclusiones de harinas y almidones y productos transformados. Como este periodo es desde hace solo unos 10000 años no estamos bien adaptados a ese tipo de dieta. Es prácticamente la misma base sobre la que se fundamenta la nueva tendencia en la alimentación de nuestros perros. Seguimos viendo claramente en esto también la evidente “humanización” de nuestras mascotas.

humanizar_a_los_perros

La pregunta es la siguiente ¿Esta teoría tiene una base científica?

El origen está en un libro publicado por el Dr. Steve Brown en el año 2007 “See spot live longer” que desarrollo una linea de snacks “Charlie Bear” y el alimento crudo para perros “Steve´s Real”. Vendido a través de la web Dogwise.com ni en la web ni en ningún otro sitio se da cuenta del nivel de formación científica.

Otro libro “Dog food logic” de la autora Linda Case, hace uso de la ciencia y la investigación para afirmar que los perros son omnívoros, pero va mas allá, al afirmar que igual que sus antepasados los lobos. Case tiene un Master en nutrición canina y felina por la universidad de Illinois y lleva mas de 15 años impartiendo conferencias. Es además coautora de del libro “Canine and feline nutrtition: A resource for companion animal proffesionals”
“Dog food logic” ha recibido numerosos elogios por parte de la comunidad científica por el enfoque educador hacia los consumidores en múltiples aspectos de la nutrición de mascotas, lo que les ayuda a tomar decisiones mejor informados desde un punto de vista científico. Incluye un capítulo completo sobre la controversia entre si los perros son carnívoros u omnívoros y la comparación con los gatos que son carnívoros estrictos-

Case escribe:
“Las especies de cánidos y el perro doméstico actual son generalístas en sus hábitos alimenticios y posteriormente en sus necesidades nutricionales. En la naturaleza, lobos y coyotes son cazadores oportunistas, comiendo las presas que tienen disponibles. Además de la carne de sus presas, ingieren también el contenido del estómago y las vísceras que contienen materia vegetal parcialmente digerida.Especies de cánidos incluyen la basura y la carroña asi como bayas, frutas y setas.
El perro es capaz de elegir entre una gran cantidad de alimentos y procesar eficazmente materia vegetal, algo que no pueden hacer los gatos.
En resumen las características metabólicas, nutricionales y anatómicas de los perros los coloca en la amplia gama de especies que cazan presas, limpian y consumen alimentos de origen vegetal”

La siguiente pregunta sería ¿Es sostenible tal cantidad de carne para nuestras mascotas?

El mercado, los consumidores, creen que su perro necesita grandes cantidades de carne en su dieta. Pero la pregunta es muy importante porque perros y gatos tienen un feroz competidor en el consumo de carne, los humanos.
Según datos de la Organización para la cooperación y el desarrollo económico, el consumo medio anual de un estadounidense en 2014 fué de casi 90 kgs, mientras que el promedio mundial fue de 34 kgs. Para el 2024 se prevee un aumento del 4%.

En un artículo publicado en Greenbiz.com, Todd rebould de Enzia, hace especial incapié en el impacto que sobre el medio ambiente supone ese crecimiento en el consumo de carne.
Han aparecido fuentes alternativas de proteínas como conejo, canguro, jabalí incluso insectos, pero no son todavía una fuente regular a nivel industrial.
El reto para los próximos años parece importante, equilibrio entre consumo y sostenibilidad.

Fuente: Petfoodindustry

Publicado por

Silvio Jimeno

Gerente general fundador, hombre orquesta y más. Visitame en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *