Doctor, ¿qué le pasa a mi mascota exótica?

Rate this post

Cada día crece el número de propietarios de los denominados animales exóticos (¹Aguilar, 2005; ²O´Malley, 2005). Como tales entendemos a los animales de compañía distintos al perro y al gato y que tradicionalmente no han sido mantenidos como mascotas domésticas. Realmente el término exótico puede no ser el más adecuado , si entendemos por exótico a aquel animal que no es propio de una zona o país. Por ello recientemente se acuñó el término “Nuevo animal de compañía (NAC)” para referirse a estas mascotas que no son el perro y el gato:

hurones, roedores (conejos, hámsters, chinchillas, degús, cobayas…), aves (agapornis, carolinas, amazonas, loros grises africanos, guacamayos…), reptiles (serpientes, tortugas, galápagos, iguanas, camaleones, geckos, varanos…), peces…llevan ya unos años conviviendo con nosotros en nuestros hogares.

conejo-con-sobrecrecimiento-dental-por-falta-de-dieta-rica-en-fibraY como el perro y el gato que acuden al veterinario, ya sea por patologías o por medicina preventiva, estas mascotas exóticas también requieren atención veterinaria con frecuencia. En la mayoría de las ocasiones que un animal exótico es llevado al veterinario porque se encuentra enfermo, la causa inicial de su problema de salud ha sido un error en el manejo nutricional y/o ambientalManual of Exotic Pets, 2005; 4Jiménez y otros, 2009).

galapago-con-otitis-por-dieta-y-ambiente-incorrectosAlgo muy importante a la hora de adquirir una mascota exótica es informarse con antelación de los cuidados que va a necesitar. Esta información la podemos encontrar en libros o revistas, así como en páginas web (de veterinarios especialistas en animales exóticos, de asociaciones de aficionados…), o consultando con el propietario o vendedor de una tienda de animales, así como con nuestro veterinario.

Es interesante contrastar opiniones, pues no todos los vendedores de animales exóticos van a estar igualmente formados o preparados en el manejo de animales exóticos, ni todos los veterinarios de animales de compañía se dedican a la medicina de estas especies. agaporni-con-picaje-por-escasa-humedad-ambientalEs por ello importante localizar una tienda o comercio donde su trayectoria en la venta y manejo de especies exóticas sea reconocida, y un centro veterinario con alguno de sus veterinarios encargado de la salud de estos animales. Incluso hoy en día se pueden encontrar, en algunas ciudades españolas, clínicas veterinarias dedicadas exclusivamente a la medicina y cirugía de animales exóticos, con varios veterinarios, especializados en distintas especies exóticas.

conejo-con-hongos-en-la-pielTodos los veterinarios que manejamos animales exóticos nos hemos encontrado con propietarios que o bien no fueron informados de los cuidados que necesitaba su animal o que pensaban que tener un animal exótico era algo sencillo. Algunos ejemplos de lo que comento y que vemos en consulta:

Loros grises africanos enfermos porque reciben dietas solo a base de pipas, que están todo el día solos en casa en una pequeña jaula, sin prestarles ninguna atención;

tortuga-con-pioderma-bacterianaTortugas acuáticas con problemas serios por ser mantenidas en un pequeño recipiente con agua fría, sin calentador, sin fuente de luz adecuada o sin condiciones higiénicas, y comiendo solamente pequeñas gambas disecadas;

Peces que mueren rápidamente en casa por ser alojados en acuarios sin ningún control de la temperatura, higiene u oxigenación del agua.

Roedores con graves problemas dentales debido a unas dietas incorrectas;sobrecrecimiento-de-incisivos-en-chinchilla-por-dieta-inadecuada

La lista en larguísima pero muchas veces el origen de todos estos problemas es el mismo: falta de ambiente y dieta adecuados.

Por supuesto estas especies exóticas también pueden enfermar a pesar de poder estar recibiendo una atención exquisita, y cada una de ellas tiene problemas de salud específicos de especie. Es entonces cuando el veterinario formado en la medicina de animales exóticos jugará un papel importante.

En definitiva: antes de adquirir una especie exótica es fundamental conocer los cuidados que necesitará a lo largo de su vida. Algunas especies de animales exóticos requerirán muy poco tiempo para su cuidado, mientras que otras necesitarán una gran atención por nuestra parte.

Referencias:

1 Atlas de medicina, terapéutica y patología de animales exóticos. Roberto Aguilar, 2005. Ed. Intermédica.

2 Anatomía y fisiología clínica de Animales Exóticos. B. O´Malley, 2005. Elsevier.

3 BSAVA, Manual of Exotic Pets, 4th edition, 2005.

4 Manual Clínico de Animales Exóticos. Jiménez y otros. 2009. Multimédica Ediciones Veterinarias.

Cómo mantener a su mascota a salvo de parásitos

Rate this post

El verano es una época propicia para el desarrollo de todo tipo de parásitos que afectan a nuestras mascotas. A pesar de que el cambio climático que actualmente padecemos hace que podamos ver parásitos en meses en los que tradicionalmente la presencia de éstos había sido escasa o nula, su pleno apogeo se produce en los meses de primavera y verano.

Podemos clasificar a los parásitos que afectan a nuestras mascotas, de una forma simple, en dos categorías: externos e internos. Los principales parásitos externos son las pulgas, garrapatas y mosquitos. En cuanto a los parásitos internos, los gusanos y protozoos intestinales, el gusano del corazón (Filaria) y los parásitos hemáticos son los principales parásitos internos con los que los veterinarios nos enfrentamos normalmente.

garrapata-repleta-de-sangre
Las pulgas son causantes de dermatitis pruriginosas (con picor), llegando a producir hipersensibilidad a la picadura de la pulga en algunos animales. También son portadoras de otros parásitos, como Dipylidium caninum, una tenia que el perro o gato puede adquirir si al morderse para aliviarse el picor producido por las pulgas ingiere alguna de éstas.
Las garrapatas son los principales transmisores, a su vez, de otros parásitos hemáticos como Ehrlichia, Babesia, Hepatozoon…, parásitos que viven en las células sanguíneas y que pueden producir enfermedades muy serias en nuestras mascotas.

morula-de-ehrlichia-en-una-plaqueta-de-un-perro
Los mosquitos son vectores de enfermedades como la filariosis (gusano del corazón) o la leishmaniasis, enfermedades muy graves que afectan sobre todo al perro, y de las que casi todos los propietarios de perros han oído hablar, pues es tan alta su prevalencia y su incidencia anual en muchas regiones españolas, que muchos veterinarios realizan campañas anuales para la detección precoz de ambas enfermedades. Hay gran cantidad de gusanos intestinales que afectan a perros y gatos, Toxocara canis, Toxascaris leonina, Dipylidium caninum…, amastigotes-de-leishmaniapero es Echinococcus granulosus la que más tememos, pues es la tenia causante del quiste hidatídico en el hombre, una grave enfermedad en la que se forman quistes de gran tamaño en diversos órganos como el hígado, pulmones o cerebro y que puede resultar fatal para la persona que la padezca.

Por todo lo anteriormente descrito es importante que realicemos un buen control antiparasitario en nuestras mascotas. La gran cantidad de productos disponibles en el mercado para combatir todos los parásitos mencionados lleva a algunos propietarios de animales a elegir muchos productos para su animal, algunos de los cuales pueden ser de similares características, por lo que si realizamos una buena selección de los antiparasitarios, tanto internos como externos, la tarea se puede simplificar enormemente.

Es recomendable pedir consejo e información al veterinario, ya que actualmente existen antiparasitarios orales que combinan diversos medicamentos para cubrir con un solo comprimido la mayor parte de los parásitos internos. Así como preparados externos que son eficaces a la vez contra garrapatas, pulgas y mosquitos.

Es importante remarcar que la prevención que se hacía tradicionalmente contra parásitos intestinales cada 3 meses ha resultado ser ineficaz para evitar la presencia de parásitos en las mascotas, según demuestran estudios recientes. Por ello la recomendación actual es usar los antiparasitarios internos y externos mensualmente, y no solo en los meses de primavera y verano como se hacía antes, sino a lo largo de todo el año, pues es la única forma de reducir al máximo la posibilidad de que nuestras mascotas sean parasitadas.

También es cierto que ningún antiparasitario externo es cien por cien eficaz, y muchos de los animales a los que los veterinarios diagnostican leishmaniasis o enfermedades transmitidas por garrapatas llevaban colocado su collar antiparasitario o su pipeta mensual. No obstante,  tanto un buen collar, como una pipeta adecuada, o un buen spray van a reducir grandemente la posibilidad de que nuestra mascota se vea afectada por cualquier parásito externo.

Finalmente, aunque podemos prevenir o tratar eficazmente las parasitosis intestinales, incluso la filariosis, para la que, aparte de los antiparasitarios tradicionales, disponemos de un antiparasitario inyectable que aplicado una vez al año evita la presencia de este parásito, aunque el perro sea picado por un mosquito infestado, aún no se dispone de una prevención eficaz (la tan deseada vacuna) contra la leishmaniasis, por lo que los antiparasitarios externos son lo único de lo que podemos echar mano para intentar que nuestras mascotas sean picadas por la menor cantidad posible de mosquitos, de forma que la probabilidad de adquirir dicha enfermedad se minimice al máximo.

Resumiendo: la elección de un buen antiparasitario interno combinado con un antiparasitario externo eficaz, aplicados ambos mensualmente, puede evitar serias enfermedades, algunas letales, en nuestros perros y gatos. Pues como todos sabemos, prevenir es mejor que curar.

Las imágenes del artículo fueron tomadas por AV Veterinarios.
La imagen de portada es propiedad de Josh Russell registrada bajo creative commons.

Mitos y realidades sobre la higiene dental en el perro

Rate this post

La enfermedad periodontal (EP) es una patología que afecta a todos los perros en mayor o menor grado a lo largo de su vida, que puede tener serias consecuencias para la salud de éstos, y que en muchos casos pasa desapercibida para los dueños de las mascotas hasta que los síntomas son muy evidentes. La  gingivitis, sarro, recesión de la encía y movilidad dental producen halitosis (fetidez del aliento), dolor al comer o al acariciar la zona de la boca, sangrado de encía, caída de dientes.

La enfermedad periodontal puede dividirse en dos etapas:

1. Gingivitis: inflamación de las encías sin pérdida de sujeción de la pieza dentaria.

2. Periodontitis: inflamación acompañada de una pérdida de la fijación.

FALSOS MITOS:

– El sarro  es la causa de la EP. FALSO.  Es necesaria la presencia de la placa dental, es decir, bacterias vivas adheridas a la superficie dental mediante una biopelícula, para que la EP se produzca. El sarro se forma por la calcificación de la placa y favorece la adhesión de más bacterias.

– El cepillado de dientes una vez a la semana es muy eficaz para controlar la formación de placa. FALSO. Se ha demostrado que el cepillado cada dos días sigue sin ser eficaz. Se necesita un cepillado diario para el control de la placa dental.

– Los alimentos secos sirven para limpiar la dentadura. FALSO. Un estudio demuestra que una dieta a base de comida enlatada tiene el mismo resultado en cuanto a acumulación de placa y sarro que una dieta seca. Si bien es cierto que la dieta blanda puede fomentar la acumulación de placa.

– Los enjuagues, las galletas o masticables higiénicos son tan eficaces como un cepillado dental. FALSO. Aunque pueden reducir el grado de gingivitis ningún producto es tan eficaz como el cepillado diario.

– Dándole antibióticos a mi perro elimino la enfermedad periodontal. FALSO. La mayoría de las infecciones orales están causadas por bacterias oportunistas y los antibióticos no pueden esterilizar la boca.

REALIDADES:

– Aunque aún se necesitan pruebas científicas que lo demuestren, se observa con frecuencia en razas pequeñas, como los yorkshire terriers, enfermedades respiratorias crónicas cuyos síntomas (p.e. tos) mejoran tras un tratamiento periodontal agresivo.

– Se ha demostrado científicamente una relación entre la gravedad de la EP y la severidad de los cambios histopatológicos en riñones, hígado y miocardio.

– Todos los perros con acumulación de placa padecerán gingivitis, la cual puede llevar al desarrollo de EP si no se toman las medidas adecuadas.

– El principal objetivo de la terapia periodontal es eliminar el origen de la enfermedad, es decir, la placa. Para ello se utiliza diversos procedimientos, como la limpieza dental con ultrasonidos, el pulido dental, alisado de raíces y en algunos casos extracciones y tratamientos endodónticos.

Una vez realizado el tratamiento profesional un cepillado dental diario es la regla fundamental para controlar la placa dental.

CONCLUSIÓN:

Por todo ello es recomendable iniciar los cuidados orales de nuestra mascota desde una edad temprana, realizando un cepillado diario, con una pasta de dientes para mascotas que permitirá un cepillado más prolongado debido a su buen sabor, e incluso algún otro producto de higiene dental. Así como revisiones periódicas profesionales, sobre todo de aquellos animales con los que no sea fácil realizar limpiezas en casa, para eliminar la placa y el sarro antes de que se produzca una enfermedad periodontal.

Las imágenes en la galería fueron tomadas por AV Veterinarios.

La imágen de portada pertenece a:

http://www.flickr.com/photos/jessebikman/ / CC BY 2.0

Se me mueren los peces !!!

Se me mueren los peces !!!
4.64 (92.73%) 55 votes

Esta suele ser una expresión que se escucha muchas veces en la tienda, desde  hace bastantes años, este sentimiento de frustración suele ir acompañado, en muchos casos, con el abandono de un hobby  tan gratificante y que gracias a la tecnología día a día nos ofrece más tiempo para disfrutar de él,  por que manejando unas pocas reglas básicas y elementos que están muy al alcance, podemos mantener en excelentes condiciones a nuestros peces.

Generalmente a lo comentado anteriormente lo suele acompañar “Tengo mala suerte y se me mueren” mi experiencia de muchos años me enseñó que nosotros somos el factor suerte.

Cuando le pregunto ¿Cómo y con qué frecuencia hacéis el cambio de agua?.  La respuesta suele ser, quito los peces en un pozal y lavo el acuario con todo lo que hay adentro con agua del grifo, algunos incluso mencionan el uso de detergentes, y cambio  una vez por mes, al igual que al filtro.

El hacer todas estas cosas, por no tener la información adecuada,  se puede resumir en pocas palabras como “Mala Suerte”.

¿Cuáles son las buenas prácticas fundamentales para que los peces se mantengan sanos?

Cambios de agua periódicos. El agua se debe cambiar un 15 %del total del agua del acuario ( si el acuario tiene 40 litros, cambiaremos 6 litros).  Dependiendo qué variedades de peces tenga repondremos  agua de ósmosis o agua del grifo, esta última con un buen acondicionador.

Reponer agua evaporada. Cada 2 días se irá reponiendo el agua que se evapore.

Limpiar el filtro. La limpieza y cuidado del filtro ya fue comentado en “como montar mi primer acuario” podéis echar un vistazo.

No sobrealimentar. Otro elemento a tener en cuenta es la alimentacion, los peces cada vez que nos acercamos al acuario viene hacia nosotros pero lo hacen porque nos ” conocen” y porque no tiene otra cosa que hacer. La dosis tentativa será de 2 ó 3 escamas dos veces al día, por pez. Darles de más pensando que  tienen hambre significa que se puedan enfermar y el agua termine con amoniaco, que es un compuesto altamente perjudicial.

Se que quedan muchas cosas por hablar y dudas por aclarar, si queréis aclarar algo preguntad sin miedo.

Hasta pronto.