Tortum para tortugas de agua y tierra

Tortum para tortugas de agua y tierra
3 (60%) 2 votes

Presentamos la gama Tortum de aquatlantis para tortugas de agua y tierra, diferentes modelos con todo lo necesario para el correcto mantenimiento de estas mascotas.

Tortum Terra: Para las tortugas terrestres, reproduciendo su hábitat, incluye una zona de refugio.Disponible en 2 tamaños 75 cm y 100 cm

Tortum: Acuarios para las tortugas de agua, diseñados pensando en el bienestar de estos animales. Incluye una cubierta de protección en vidrio y una rampa de acceso a un área seca, para que puedan disfrutar de sus descansos al sol.

Disponible en 4 tamaños 40 cm, 55 cm, 75 cm y 100 cm.

Accesorios:

Sistema de iluminación (opcional para todas las tortugueras)

Easy led tortum 6 w: Sistema de iluminación LED con soporte universal que se adapta fácilmente a cualquier acuario con un espesor de hasta 6 mm. Contiene un dispositivo flexible que posiciona la lámpara a un ángulo de 90º.

Easy led tortum 16 w: Sistema de iluminación LED que, por sus soportes de metal, se puede colocar en la parte superior del acuario. Con un consumo aproximado de 16W, este sistema LED es muy económico y ofrece una mayor durabilidad para las luminarias. La baja tensión le da una mayor seguridad y la alta potencia asegura una alta calidad de la luz emitida. Un conjunto de beneficios para sus tortugas.

Easy led tortum 22 w: Las pantallas EASY LED UNIVERSAL se adaptan a los acuarios de tortugas, ofreciendo todas las propiedades LED, como la economía y una excelente calidad de la luz emitida.

Sistema de filtración TC 500: Filtro pequeño y resistente para acuarios de agua dulce con capacidad de hasta 120 litros, garantiza una limpieza eficaz del agua.

filtro_tc500_tecatlantis

El filtro esta incluido en los modelos de 75 cm y 100 cm

Para mas información sobre tortugas de tierra o de agua puedes visitar nuestro blog.

Cómo preparar la hibernación de una tortuga

Rate this post

La hibernación de una tortuga  es un estado inactivo en el que algunos animales entran para sobrevivir al frío.  Su metabolismo se reduce de manera que, respiración, latidos del corazón y otras funciones corporales se vuelven significativamente más lentas.

En estado salvaje las tortugas suelen estar inactivas durante los meses fríos, si hubiesen días cálidos podrían salir a comer y tomar el sol.

En cautividad algunas tortugas necesitan hibernar de la misma manera que lo hacen en su medio natural,  mientras que a otras se las puede hacer hibernar de forma opcional y controlada.
Para la hibernación en cautividad debemos tener en cuenta varios aspectos, con la llegada del otoño es necesario reducir gradualmente la temperatura (si nuestra tortuga está en un terrario con calentador).
Cuando la temperatura baja de 8 grados, las tortugas entran en hibernación,  para que esta sea constante es necesario mantener la temperatura entre 2 y 8 grados, ya que por encima de estos valores consumiría sus reservas de forma muy rápida y por debajo de esta temperatura podrían producirse daños irreversibles producidos por la congelación de algún órgano.

Si nuestra tortuga va a hibernar en un estanque exterior, este debe tener mas de 60 cm de profundidad para evitar que se congele toda el agua del estanque, cuando se congela la superficie , debe romperse el hielo para que el agua se oxigene  (nunca debe fundirse el hielo con agua caliente, ya que esto crearía zonas de agua templada y perturbaría la hibernación de la tortuga)
A medida que desciende la temperatura, debe reducirse la cantidad de alimento que se le suministra hasta dejar de darles, por un periodo de entre 2 y 4 semanas antes del letargo (los ejemplares más grandes deben estar más días sin comer para limpiar completamente su sistema digestivo, y evitar complicaciones durante el letargo.

Si el terrario tiene luz artificial, esta también debe reducirse y pasar de 10 a 12 horas de luz en verano a 6 a 8 en invierno.

Si nuestra tortuga reacciona negativamente a este proceso, manifestando algún síntoma de enfermedad o no se adapta a estos cambios, el proceso debe ser abortado inmediatamente y volver a las condiciones normales de temperatura iluminación y nutrición.

Algo muy importante antes de comenzar la hibernación es pesar y medir a nuestra tortuga, para volver a hacerlo después de la hibernación y ver los efectos causados en nuestra mascota.

El periodo de hibernación no debería durar más de dos meses en tortugas jóvenes, mientras que las adultas pueden hacerlo hasta 4 meses anuales.

Imágenes

Portada: stevehdc en Flickr

Estanque: TheLugash en Flickr

6 claves para cuidar mejor tortugas de agua

6 claves para cuidar mejor tortugas de agua
4.23 (84.52%) 84 votes

Después de varios años vendiendo y cuidando tortugas de agua, hemos visto y oído todo tipo de costumbres en cuanto al cuidado de las famosas tortugas de agua . Las que más se comercializan son del género Scripta, Scripta scripta, Scripta elegans, entre otras. Os dejo aquí varias claves para un mejor mantenimiento y para salvar dudas y mitos sobre esta peculiar mascota.

Terrario: debe tener una parte de agua (con una profundidad suficiente para que pueda nadar, entre 10 y 20 cm sería lo ideal) y una parte seca (isla, piedras, tronco) donde la tortuga pueda salir a tomar el sol.

Iluminación: lo ideal es que les diera la luz del sol pero si no es así, existen lamparas especiales que imitan la luz solar. La luz ultravioleta (UV) es importante en la producción de vitamina D3, que es necesaría para el metabolismo del calcio. Es muy importante proveerlas de una lampara artificial con una rango adecuado en el espectro lumínico(UV-A, UV-B y UV-C), para prevenir enfermedades en los huesos y caparazón.

Temperatura: las tortugas son animales muy resistentes y que se adaptan a una gran variedad de ambientes y temperaturas, aunque se desarrollan mejor en unas condiciones que otras. El óptimo de temperatura del agua para la mayoría de las especies de tortugas de agua más comunes, varía entre los 26 y 28 grados centígrados y la temperatura ambiente debería ser de 25 o 26 grados centígrados para que no note cambios muy bruscos.

Filtración del agua: las tortugas comen mucho por lo que producen muchos desechos y ensucian el agua rápidamente, para mantener el agua limpia podemos instalar un sistema de filtro como el que se usa en acuarios y cambiar el agua frecuentemente para quitar los restos que no limpio el filtro. Esta frecuencia depende del tamaño de la tortuga, no hay una regla, cuanto más limpia esté el agua, más a gusto estarán los animales.

Alimentación: este es quizás el punto más conflictivo de todos, ya que en estado natural las tortugas son animales omníboros, se alimentan de todo tipo de cosas, tanto animales como vegetales. Por esto son más difíciles de alimentar correctamente que otros animales. Es fundamental darles un buen alimento extrusionado, existen varias marcas de alimentos preparados especialmente para ellas también es bueno complementar con frutas y verduras ( zanahorias, manzanas, endibias, lechuga, melón, etc.), también les gusta mucho comer gusanos, insectos, pescado, entre otros,  nunca hay que darles alimentos de consumo humano, aunque suelen gustarles porque son verdaderamente boraces, no significa que sean los adecuados para ellas. (especialmente frituras, embutidos, dulces, etc). Si no tiene acceso a la luz directa es conveniente darles alimentos que contengan vitamina D3 como complemento a la lampara artificial.

Suplemento de calcio: sobre todo para las tortugas jóvenes y en pleno crecimiento es muy necesario darles un suplemento de calcio y otros minerales.

Espero que estos consejos sirvan para aclarar dudas básicas acerca del cuidado general de estos animales, más adelante profundizaremos en algunos temas, si tenéis más dudas o queréis hacer algún comentario, dejad un comentario (no hace falta registrarse). Hasta otra…